El presidente de EEUU Donald Trump, anunció un aplazamiento de la entrada en vigor de las tarifas arancelarias a las importaciones chinas que estaban previstas para el día 1 de marzo, indicando que se han logrado progresos sustanciales en las conversaciones comerciales con China, que incluyen la protección de la propiedad intelectual, la transferencia de tecnología, la agricultura, los servicios, la cotización del yuan y otros muchos temas más. Por ello vimos una fuerte subida de los principales índices chinos que superaron el 5%, lo que los llevó a niveles de junio de 2018. Sin embargo, la reunión entre EEUU y Corea del Norte que terminó de forma abrupta, ya que Trump y Kim no han conseguido llegar a un acuerdo, según un comunicado de la Casa Blanca, unido a la acumulación de beneficios del mes de febrero, hicieron que la semana en la Bolsas no fuera tan bien como se esperaba.

El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell, apostó por transmitir paciencia a los mercados, indicando que la economía crece a un ritmo moderado y que la inflación va lenta, por lo que la Fed se mantendrá cautelosa durante la primera parte del año, lo que nos indica que no habrá subida de tipos en la reunión del 20 y 21 de marzo. Los mercados estarán pendientes de la citada reunión de política monetaria en la que la Fed deberá mostrar sus planes para futuras alzas de tipos de interés, las cuales pueden quedar reducidas a dos, una o incluso ninguna, para el presente año.

Respecto al Brexit, surge de nuevo la posibilidad de que sea aplazado hasta el 2021 según están planteándose funcionarios de la UE. El estancamiento de las conversaciones entre los representantes del Parlamento británico, está llevando a pensar en una prórroga de la fecha inicial prevista. El inesperado anuncio del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn indicando estar a favor de un nuevo referéndum dio soporte a la libra, al mismo tiempo que el Presidente del Banco de Inglaterra dio una visión más favorable sobre la situación económica adoptando una postura más optimista de cara a una salida del Reino Unido de la UE.

El crudo tuvo una bajada desde 57.65 hasta 55.15, después del twitter de Donald Trump en el que indicada que el crudo estaba demasiado alto. Vemos que el Presidente estadounidense tiene un fuerte poder sobre los mercados y con tan solo un comentario consigue mover los precios. El crudo se recuperó de las bajadas, ante las declaraciones de la OPEC, indicando que los recortes de producción se llevarán a cabo según lo previsto, pero finalmente volvió a caer el viernes para cerrar la semana en 55.75 usd.

 

Posiciones:

  1. Cortos en DAX
  2. Neteados en Dow Jones
  3. Neteados en EURUSD
  4. Neteados en GBPUSD
  5. Neteados en USDCAD
  6. Largos en Oro
  7. Neteados en Ripple