La bolsa de Wall Street reaccionó positivamente a los datos de empleo publicados el pasado viernes en EEUU, donde vimos una creación de empleo de 223.000 durante el mes de mayo, dejando la tasa de paro en el 3.8%, lo que supone el nivel más bajo desde abril del año 2000.

Por otra parte se despejan las dudas políticas en España e Italia, con estreno de nuevo Presidente en el caso de España, aunque con un Gobierno débil que pone en duda la duración del mismo, y la formación de Gobierno en Italia, lo que está llevando a una bajada de las rentabilidades de los bonos italianos, que hacen subir también a las bolsas europeas. El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, ha declarado que no está previsto abandonar la Eurozona por parte de su gobierno. 

Los operadores comienzan a fijarse más en los datos macro, después de suavizarse los problemas políticos en España e Italia y las negociaciones comerciales entre EEUU y China, al mismo tiempo que definitivamente se ha fijado una reunión entre Donald Trump y Corea del Norte para el próximo día 12 de junio. Por su parte el crudo recupera parte de las caídas de los últimos días.

En el mercado de divisas el euro se beneficia de las declaraciones realizadas desde el BCE indicando que en su reunión del próximo día 14 de junio tomará medidas activas en cuanto al programa de compra de activos, lo que se ha entendido como un recorte del mismo y ha provocado la subida de las rentabilidades de los bonos en la Eurozona. La inflación se mueve hacia el objetivo marcado por la entidad, debido a la fortaleza subyacente de la economía de la Eurozona, y la próxima semana se estudiará cómo reducir las compras mensuales del programa de compra de activos, que actualmente se encuentran en 30.000 millones de euros. Los comentarios están dando soporte al euro frente a las principales divisas, por lo que estamos viendo al EURUSD volver a cotizar por encima de 1.1800 (dejando el alto de la semana en 1.1840) y dejar atrás el 1.1510, mínimo que marcaba durante la sesión del 29 de mayo, después de una considerable bajada que lo llevó a caer desde el 1.2410, lo que supuso una caída continuada de 900 pips (7,25%).

Así pues esperamos que la situación de volatilidad que hemos vivido en las últimas semanas se vaya normalizando poco a poco aunque no descarto nuevos movimientos bruscos esta próxima semana, sobre todo el miércoles con la decisión de tipos de interés de EEUU, donde no se descarta una nueva subida de tipos, y la ya comentada reunión del ECB el jueves, donde no habrá cambios en los tipos de interés pero sí que habrá novedades en cuestión de política monetaria.

Posiciones:

  • Largos en EURUSD
  • Largos en GBPUSD
  • Neteados en USDCAD
  • Cortos en USDJPY
  • Largos en ORO
  • Largos en Dow Jones