El dólar está sufriendo frente a las principales divisas después de que James Bullard, miembro de la Reserva Federal, declarara que una próxima bajada de tipos puede estar justificada, debido al riesgo de crecimiento económico mundial por las tensiones provocadas por la guerra comercial entre EEUU y China, así como una inflación debilitada. Los bancos centrales están por la labor de frenar una fuerte bajada de los mercados de renta variable y al mismo tiempo evitar entrar en una recesión económica global. Por ello hemos visto una bajada de los tipos de interés por parte del Banco de Australia (RBA) de 25 puntos básicos, lo que deja los tipos en el 1.25%.

Además, Powell, Presidente de la Reserva Federal, cambió su discurso habitual al eliminar la palabra “paciencia” con relación a los tipos de interés, indicando que actuará de forma apropiada para sostener la expansión, con un mercado laboral fuerte y una inflación cerca del objetivo de la entidad del 2%. Los inversores se tomaron estas palabras como un aviso de una bajada de los tipos de interés, si las negociaciones comerciales no se solucionan y pueden perjudicar al crecimiento económico y por consiguiente desencadenar una fuerte bajada de las bolsas mundiales.

El BCE mantuvo los tipos de interés y pospuso la subida de tipos al menos hasta el primer trimestre del 2020, con el propósito de frenar las posibles consecuencias de la guerra comercial entre EEUU y China y conseguir el objetivo de mantener la inflación cercana al 2%.

También hemos visto una recuperación del precio del crudo que deja al West Texas con un soporte a vigilar en 50.5 dólares y se sitúa por encima de 54 dólares el barril.

El EURUSD vuelve a estar por encima del 1,13, tocando el pasado viernes el 1,1348, nivel no alcanzado desde Marzo de este año.

 

Posiciones:

  1. Neteados en DAX
  2. Neteados en Dow Jones
  3. Neteados en EURUSD
  4. Neteados en GBPUSD
  5. Vendidos en NZDUSD