Éramos pocos y… Turquía. Lo que venía siendo una semana relativamente tranquila se convirtió esta madrugada en la jornada más turbulenta de los últimos meses para los mercados, afectando a Bolsas y divisas. Turquía sufre de una alta inflación desde hace bastante tiempo. El Banco Central no aumentó las tasas de interés para frenar la inflación y las salidas de divisas. El presidente Erdogan nominó a su yerno como ministro de Finanzas, y la nación se niega a pedir ayuda al FMI.

El empeoramiento de las relaciones con los EEUU aceleró la caída de la Lira turca y la gota que colmó el vaso para el euro fue un informe del Financial Times que explica que el Banco Central Europeo está preocupado por la exposición de algunos bancos europeos a Turquía. El español BBVA, el italiano Unicredit y el francés BNP Paribas están en la lista. 

El EUR/USD se colapsó desde 1.1535 hasta un mínimo de 1.1388. Los stop losses que comenzaron a saltar contribuyeron a la situación. La caída coloca al par en los niveles más bajos desde julio de 2017. La caída del Euro arrastró también a la Libra, haciendo ésta un bajo de 1.2723. 

Desgraciadamente esta situación nos ha afectado considerablemente, ya que hemos tenido que “stopear” algunas posiciones para evitar quedarnos sin margen. Las aguas deberían volver a su cauce la próxima semana, aunque no podemos confiarnos, visto cómo está el mercado.

Posiciones:

  • Cortos en EURUSD
  • Cortos en GBPUSD
  • Cortos en USDCAD
  • Neteados en ORO
  • Largos en Dow Jones