Esta semana el gran protagonista ha sido el crudo, superando los 70$ el barril, precio que supera por primera vez desde noviembre de 2014. El Presidente de EEUU, Donald Trump, anunció su decisión de abandonar el acuerdo nuclear con Irán, lo que supone una nueva toma de sanciones, esta vez quizá mayores que las anteriores, generando nuevos temores y aumento de las tensiones en Oriente Medio, al mismo tiempo que pone en riesgo el suministro de petróleo.

La publicación del dato de inflación del mes de abril en EEUU, con una subida del 0,2%, por debajo del 0.3% esperado, dejando la inflación subyacente sin cambios en el 2.1%, cuando se esperaba una subida al 2.2%, aceleró las subidas de la bolsa de Nueva York, ya que supone menos presión para la Reserva Federal en sus  subidas previstas de tipos de interés, y proporcionó un respiro para el USD que llevaba muchas jornadas al alza. El EURUSD llegó a bajar hasta la zona de 1.1820, recuperándose hasta el máximo de hoy en 1.1970.

El Banco de Inglaterra dejó sus tipos de interés sin cambios y mantuvo su programa de compra de activos, pero lo más destacado fue el discurso “dovish” que ofreció el Gobernador de la entidad. La GBP encontró soporte en la zona de 1.3500, rebotando durante el día de hoy hasta la zona de 1.3600, apoyado por la bajada generalizada del USD.

Esta semana hemos recuperado algo de equity en nuestras posiciones gracias a la ligera caída del USD. Esperamos que esta situación continúe la próxima semana y podamos seguir liberando posiciones para tener más margen para operar y obtener más beneficio.

Posiciones:

  • Largo EURUSD
  • Largo GBPUSD
  • Corto ORO
  • Corto Dow Jones