Los principales índices de las bolsas chinas bajan a mínimos de 14 meses, como consecuencia del potencial daño que puede causar a las empresas las tarifas comerciales que quiere aplicar Donald Trump a las importaciones estadounidenses de productos chinos. Trump quiere imponer otros 267 mil millones de dólares más, aparte de los 200 mil millones que se encuentran a punto de ser aplicados, lo que supondría aplicar aranceles a prácticamente el total de las operaciones comerciales procedentes de China. China, por su parte, ha declarado que tomará medidas de represalia, pero no parece que tenga posibilidades de igualarlas, lo que está llevando a los operadores a pensar en una devaluación del yuan como medida de compensación.

Esta semana tuvimos las decisiones de tipos de interés del Banco de Inglaterra y del Banco Central Europeo, que los dejaron sin cambios, lo que asegura políticas monetarias expansivas en las principales economías.

La libra está siendo la moneda que mejor se comporta en el mercado de divisas debido a  las declaraciones de Michael Barnier, principal representante de la UE en las negociaciones con el Reino Unido sobre el Brexit, en las que indicaba la posibilidad de un acuerdo sobre el Brexit en un plazo de seis u ocho semanas, lo que la ha llevado a una subida, en el caso del “cable” (GBPUSD) desde 1.2895 hasta 1.3145, aunque viene bajando desde 1.4370, máximo del 17 de abril del presente año. La confirmación de un acuerdo ordenado podría llevar a la libra a nuevas subidas.

Ésta ha sido una buena semana para el trading y nuestras carteras y aunque hemos tenido que cerrar un par de operaciones en negativo, en ORO y USDCAD, el balance final ha sido positivo.

Posiciones:

  • Neteados en EURUSD
  • Largos en GBPUSD
  • Cortos en USDCAD
  • Neteados en ORO
  • Neteados en Dow Jones