El posible acuerdo entre demócratas y republicanos para no paralizar de nuevo la Administración estadounidense y la posibilidad de que se llegue a un acuerdo entre EEUU y China sobre sus relaciones comerciales, han dado soporte a los principales índices mundiales, apoyándose también en la posibilidad de que se llegue a un acuerdo en el Parlamento británico sobre el “Brexit”. Esta semana se reunieron en China representantes de EEUU con el vicepresidente Liu He, lo que está llevando a los inversores a confirmar su sentimiento positivo y a apostar por las posiciones de riesgo, por lo que se tomarían de forma positiva cualquier resultado que llevara a no aplicar las tarifas arancelarias que entrarán en vigor a partir del 1 de marzo.

Los datos que estamos viendo en Europa siguen mostrando una desaceleración económica que se ha confirmado con la publicación del PIB del 0% en Alemania durante el cuarto trimestre del 2018, lo que ha disparado las ventas en los índices europeos, así como del euro (nuevamente en los mínimos del año) y de la libra esterlina; también, la bajada del consumo minorista en EEUU, que puede llevar a la Reserva Federal a plantearse su política monetaria, y la bajada del IPC en China al 1.7% en términos anuales, por debajo del 1.9% del mes anterior, llevan a pensar a los inversores en una amenaza de deflación en el gigante asiático. Finalmente los índices se dispararon el viernes tras las conversaciones entre China y EEUU que han pesado más que cualquier otro dato, con el Dow Jones americano, que ya casi ha recuperado en su totalidad la abrupta caída del mes de Diciembre pasado.

 

Posiciones:

  1. Neteados en DAX
  2. Cortos en Dow Jones
  3. Neteados en EURUSD
  4. Neteados en GBPUSD
  5. Neteados en USDCAD
  6. Neteados en Oro
  7. Neteados en Ripple