El Fondo Monetario Internacional ha reducido sus previsiones de crecimiento económico global, indicando que el momento económico en los últimos años parece desacelerarse. La revisión del FMI, que pasa del 3.7% al 3.5%, viene después de la publicación del PIB de China, donde vimos el peor dato de los últimos 28 años.

Continúa la incertidumbre de las conversaciones comerciales entre EEUU y China, después de que se informara que la Casa Blanca cancelara una reunión con Pekín. A pesar de que el asesor económico del Presidente Donald Trump desmintiera la noticia, los inversores vuelven a verse dominados por las dudas. George Soros, el famoso inversor de origen húngaro nacionalizado estadounidense, ha declarado en el Foro Económico Mundial de Davos en Suiza, que EEUU y China están en una guerra comercial fría que puede convertirse en una guerra caliente.

En el Reino Unido, Theresa May vuelve a presentar el mismo plan de salida de la Unión Europea que firmó y ha sido rechazado en el Parlamento británico, lo que deja a los mercados algo confusos, pero sin movimientos en la cotización de la libra esterlina. Sin embargo los datos de empleo publicados esta semana dieron soporte a la libra y la mantienen en tendencia alcista de corto plazo.

Mario Draghi dejó clara su preocupación por la situación económica global, indicando que se deben mantener políticas monetarias de estímulo, reconociendo también la desaceleración económica en la Eurozona, incluso peor de lo que declaró en la rueda de prensa de diciembre. La desaceleración afecta a las principales economías de la eurozona, como Alemania, Francia, Italia y España, aparte de otras de menor tamaño. Las declaraciones de Draghi han tenido un efecto negativo para el euro, aunque dieron soporte a la renta variable, al considerar los inversores que no habrá subidas de tipos durante el presente año, e incluso algunos piensan en que pueda aplicar bajadas de tipos o algún programa de estímulo nuevamente.

Y por último, se publicó una subida de los inventarios de crudo por parte del American Petroleum Institute que ha llevado al West Texas a bajar hasta 52.18, dejando el nivel de 52 dólares el barril como punto de referencia para nuevas bajadas.

 

Posiciones:

  1. Neteados en DAX
  2. Neteados en Dow Jones
  3. Largos en EURUSD
  4. Neteados en GBPUSD
  5. Neteados en USDCAD
  6. Neteados en Ripple