Los mercados comenzaron la semana con ganancias, debido al acercamiento entre las dos principales economías del mundo, EEUU y China, que supone un aumento de la confianza de los inversores. El crudo ha seguido marcando nuevos máximos de tres años y medio, debido a la preocupación de los inversores por las sanciones que EEUU puede imponer a Venezuela tras las elecciones electorales del fin de semana pasado, cuyo resultado ha sido condenado por la mayoría de los observadores políticos.

Las Actas de la última reunión de la Reserva Federal estadounidense mostraron unas previsiones de subidas de tipos más “dovish” de lo que el mercado esperaba, al indicar que una subida de tipos estaría garantizada, al mismo tiempo que señalaban no tener prisa para llevarla a cabo, ya que los legisladores de la entidad están dispuestos a dejar que la inflación se sitúe algo por encima de sus previsiones. La bolsa de Wall Street pasó de negativo a positivo ante la previsión de subidas de tipos menos agresivas de lo esperado. En el mercado de deuda vimos bajar la rentabilidad del bono a 10 años por debajo del 3%.

En el mercado de divisas tuvimos una venta de dólares, lo que llevó al USDJPY a marcar un mínimo de 108,95 y al EURUSD a recuperar parte de las bajadas de los últimos días. Sin embargo el cierre de semana hoy viernes ha vuelto a dejar las cosas como estaban, dejando tanto al euro como a la libra haciendo nuevos mínimos del año, 1,1645 y 1,3293 respectivamente.

Así pues seguimos en nuestra particular lucha con el mercado en contra de nuestras posiciones. Nos va a llevar más tiempo de lo esperado pero conseguiremos liberarlas y poder aumentar de nuevo nuestro equity.

Posiciones:

  • Largos en EURUSD
  • Neteados en GBPUSD
  • Neteados en USDCAD
  • Largos en ORO
  • Neteados en Dow Jones