La bolsa de Wall Street siguió bajando durante la semana al ver como la rentabilidad del bono a 10 años subía por encima del 3% por primera vez desde enero de 2014. Las subidas de tipos pueden tener un efecto negativo en el crecimiento económico y sobre todo en los resultados empresariales.

El discurso “dovish” del Presidente del BCE, Mario Draghi, consiguió hacer romper al EURUSD el soporte de 1.2150, llevándolo a un mínimo de 1,2054, nivel no visto desde Enero de este año. El reconocimiento del jefe del BCE de una evidencia de retroceso en las lecturas de crecimiento observadas por la entidad y la continuación de su programa de compra de activos hasta junio/julio, han seguido dando debilidad al euro. Draghi deja claro que no se va a producir una inmediata subida de tipos, todo lo contrario que se espera en EEUU, por lo que estamos viendo al dólar mantener su fortaleza, no solo frente al euro, sino también frente a las principales divisas como el yen, la libra y las “commodities currencies”.

La fortaleza del USD sigue afectando a nuestras posiciones. Hemos reducido bastante la exposición en términos de volumen en las operaciones pero sin embargo en términos de equity ha disminuido un poco mas debido a los fuertes movimientos que está sufriendo el mercado, así que el objetivo sigue siendo aumentar el equity y salir de esas posiciones en la medida de lo posible. Esta semana no hemos sumado beneficio, pero llevamos unos números buenos así que no hay que preocuparse.

Posiciones:

  • Neteado EURUSD
  • Largo GBPUSD
  • Neteado en ORO
  • Neteado Dow Jones